HISTORIA DE LA RECOGIDA DE LA ACEITUNA

El olivo, la aceituna, el aceite y sus derivados, han sido muy importantes para muchas civilizaciones a lo largo de la historia de la humanidad, pues han ayudado a su supervivencia, principalmente como fuente de alimentación y salud.

En España se han encontrado especímenes de Acebuche (olivo silvestre), que permanecieron al Neolítico y a la Edad de Bronce.

El Olivo fue difundido desde Oriente por los fenicios del siglo VI a.C. por toda la península Ibérica, pero en realidad la verdadera expansión del olivo se debe al Imperio Romano, ya fueron los romanos quienes empezaron a comercializar con él.

A medida que los olivos ganaban terreno, el aceite sustituia las grasas animales utilizadas en alimentación y en otros usos.

Hoy queremos hablar de como se hacia la recogida en el pasado y como las nuevas tecnologías se han ido implantando ayudando al agricultor a la recogida de este cultivo.

RECOLECCIÓN DE LA ACEITUNA EN EL PASADO

La recolección de la aceituna suele dar comienzo a mediados de otoño, cuando el fruto está en su plena maduración durando hasta finales de invierno.

Se empleaban varias técnicas una de ella era “el ordeño”, la aceituna se recogía directamente del árbol con las manos.

Las mujeres, se encargaban de recoger la aceituna que se caía al suelo. La echaban en pequeñas cestas de mimbre o de cuero y posteriormente se volcaba en los sacos.

Los hombres realizaban  “el vareo”,  se utilizaba una larga vara con la que se golpeaba las ramas de olivo hasta que el fruto caía sobre unas mantas de lona. Después se echaban en espuertas para limpiarla en las cribas.

La aceituna se transportaba con ayuda de los animales hasta la almazara.

LA RECOLECCIÓN DE LA ACEITUNA EN LA ACTUALIDAD

En la actualidad han cambiado mucho los métodos en la recogida de la aceituna a los de antiguamente.

En estos tiempos se utiliza maquinaria agrícola que agilizan el trabajo aunque se mantienen algunas técnicas antiguas.

Hoy en día se usan tractores con remolques para el transporte que sustituye a los animales.

“La sopladora” que sirve para sopla la aceituna ya derribada del árbol.

“La barredora”, que es un pequeño vehículo que absorbe y separa la aceituna de piedra y ramas.

“El peine” que está basado en el vareo tradicional, se usa una vara mecánica que golpea  las aceitunas y caen al suelo.

“El vibrador”, que es un brazo que se acopla a las ramas de los olivos y las hace vibrar. Actualmente también se utiliza otra vibradora que se acopla al tractor y hace vibrar todo el tronco.

Recogida de la aceituna