COMO ELABORAR UNA BUENA CATA DE ACEITE DE OLIVA

Los catadores profesionales, además de tener un olfato privilegiado, saben ejercitar su memoria para identificar aromas y sabores. Usted también puede iniciarse en estas lides. No se requieren habilidades especiales. Sólo es necesario que le guste probar y diferentes aceites de oliva virgen extra y memorice sus sensaciones.

Lo primero de todo busque un ambiente tranquilo y libre de olores. Intente tener los sentimientos en buenas condiciones para aprovechar al máximo su olfato y paladar. Es aconsejable estar en un ambiente tranquilo, sin olores ni perfumes penetrantes. Guarde una hora de ayuno y si es fumador, no encienda ningún cigarrillo en este tiempo. Caliente con sus manos el vaso en el que ha colocado el aceite y siga los siguientes pasos.

Cata-aceite-de-oliva

HUELA PARA VALORAR LAS CARACTERÍSTICAS OLFATIVAS QUE SE PERCIBEN

Mueva el vaso tapado con movimientos circulares para que una fina capa de aceite impregne sus paredes.

Destápelo e introduzca la nariz. Percibirá un aroma a aceitunas más o menos intenso junto con otros aromas como manzana, alcachofa, tomate, higuera, hierba, almendra…

PRUEBE PARA PERCIBIR EL SABOR Y EL TACTO DEL ACEITE EN SU BOCA

Introduzca una pequeña cantidad de aceite en la boca, paséelo por todo su interior, llévelo hacia los dientes y aspire fuertemente, aire por la boca a intervalos cortos de tiempo.

Esta técnica denominada sorbetón por lo catadores nos ayuda a pulverizar el aceite en la cavidad bucal y que el aire aspirado pasa a la cavidad nasal, realzando unos aromas que de otra forma seguramente nos habrían percibido.

Al probar el aceite percibiremos el carácter amargo del aceite en la parte posterior de la lengua. El sabor dulce en la parte anterior de la lengua. La intensidad del atributo picante en la garganta. Podemos valorar en su conjunto la textura del aceite: su suavidad, densidad, fluidez, tacto, etc.

MEMORICE EL CONJUNTO DE SENSACIONES PERCIBIDAS

Intente guardar en la memoria las cualidades percibidas del aceite catado, intentando asociar esas cualidades con la variedad de aceituna que se ha empleado para elaborar ese aceite: arbequina, hojiblanca, picual…así como la zona geográfica de dónde proceden.

Repitiendo estos pasos con los distintos aceites que pruebe su memoria tendrá cada vez un mayor banco de datos que le será muy útil para reconocer, apreciar y diferenciar los diferentes aceites.