LA LECHE Y LOS PRODUCTOS LÁCTEOS

La leche siempre ha sido un alimento fundamental ya que tanto su consumo cómo tal, cómo sus diferentes presentaciones ha estado siempre muy generalizado. En el mundo occidental fue siempre sinónimo de salud, riqueza y fecundidad. 

La primera leche en consumirse seguramente fuera procedente de cabra u oveja salvaje que antes de ser sacrificada se le ordeñó. Este hecho pudo ser determinante para la domesticación de estos animales.

También hay pruebas de que los excedentes se dedicaban a la producción de quesos y leches fermentadas, que alargaban las posibilidades de consumo.

ALGUNOS LÁCTEOS

LECHE LÍQUIDA

Todo parece indicar que en variadas situaciones y culturas, que los pueblo más bebedores de leche fueron los que practicaban el nomadismo, por que aprovechando el carácter gregario de los animales, les acompañaban en sus movimiento migratorios, con la ventaja de proporcionar un alimento fundamental, que ellos mismos generaban y además trasportaban.

MANTEQUILLA Y LA NATA

Esto seguramente fuera el resultado del transporte de la leche o simplemente el reposo qué contribuyó a la separación de la grasa y a la formación de la nata, proporcionando un alimento distinto, que además es casi seguro que muy pronto se procedió a batirlo, dando lugar a la mantequilla, que aparece cuando se produce la inversión de fases y emulsión de grasa en agua se transforma en una emulsión de agua en grasa al ir concentrándose ésta.

LECHE EN POLVO

De este producto si se conoce su origen, a principios del siglo XIX se hizo pasar la leche en una capa muy fina entre unos cilindros calentados, que hacían casi inmediata la evaporación del agua, quedando una película de queso sólida, que posteriormente se procedía a moler, obteniendo  de esta forma la primera leche en polvo, que posteriormente se reconstituía añadiendo agua.

YOGURT

Los pueblos nómadas transportaban la leche fresca que obtenían de los animales en sacos generalmente de piel de cabra. El calor y el contacto de la leche con la piel de cabra propiciaba la multiplicación de las bacterias ácidas fermentaban la leche. La leche se convertía en una masa semisólida y coagulada. Una vez consumido el fermento láctico contenido en aquellas bolsas, éstas  se volvían a llenar de leche fresca que se transformaba nuevamente en leche fermentada gracias a los residuos precedentes.

QUESO

Su elaboración fue similar al del yogurt. La primera observación de fue ver que la leche tras cierto tiempo se cuajaba. La segunda curiosidad fue que la influencia de las temperaturas en este proceso la leche se cuajaba más rápido. La tercera, si cuando la leche cuajaba se solidificaba y se vertía el liquido, la cuajada se hacia mas consistente y en este estado podía conservarse mas tiempo. La cuarta, es el descubrimiento el cuajo, enzima digestiva que se extrae del estomago de un cabrito o cordero. El cuajo de la leche fue una práctica temprana de la civilización todavía incipiente, que seguramente se produjo de forma más o menos simultanea en diversas regiones del planeta.