Así elaboramos nuestro Queso Villajos

Un proceso de elaboración Artesanal, que permite obtener Queso Manchego Artesano de máximo nivel.

queso-manchego-villajos-DO

El Queso Manchego Artesano  “Villajos” con Denominación de Origen, tienen un sabor característico, donde cada uno de los componentes de la leche se armoniza ofreciéndonos un resultado único. Están elaborados con leche cruda de oveja de raza manchega, por lo que se denomina Artesano: mientras que el queso industrial se produce con leche pasteurizada. Ésto hace que el proceso de fabricación sea más difícil; sin embargo, el esfuerzo es recompensado por un inigualable sabor, lleno de matices, que es muy superior al de los quesos industriales.

Esta calidad diferenciada, que es la seña de identidad de “Quesos Villajos”, es imposible de conseguir por medios artificiales, y sólo la elaboración artesanal es capaz de producir quesos tan exquisitos.

La leche, sometida a los máximos cuidados higiénicos, procede de sala de ordeño mecánica, con refrigeración inmediata a 4°C. Este queso conserva los aromas naturales debido al no sometimiento de la leche a altas temperaturas.

La elaboración es fruto de un conjunto de operaciones amalgama de experiencia, cultura y tradición. Para su consumo, ambientarlo a temperatura de 16 ó 17°C. Todo el proceso está controlado por el Consejo Regulador de la Denominación de Origen del Queso Manchego. “Villajos” es un queso de textura ligera y cremosa, aportando una fragancia y gusto natural exquisitos.

Los Quesos Manchegos Artesanos Villajos, están considerados entre las mejores marcas de su segmento Artesano. La marca Villajos engloba tres variedades de Quesos Manchegos con Denominación de Origen, con diferentes presentaciones: SEMICURADO, CURADO y RESERVA, todos ellos con un sabor único y característico.

Nuestra elaboración artesanal, conlleva un gran conocimiento del proceso, manos expertas y mucha paciencia para alcanzar un gran resultado:

“Quesos exquisitos de sabor inigualable, llenos de matices”

Dos factores fundamentales en la conservación del Queso Manchego Artesano, son la temperatura y la humedad del ambiente. El proceso de fermentación del queso se acelera cuando la temperatura es alta y se ralentiza cuando la temperatura es baja. En cuanto a la humedad ambiental, si ésta es excesiva se produce un enmohecimiento de la corteza, por el contrario, si la humedad es baja, la consecuencia es que el queso se endurece y se seca, produciéndose en algunos casos grietas en la corteza. Para ello controlamos la temperatura para que se sitúe en el rango de los 8°C a los 12°C, con una humedad entre el 70% y el 80%.