EL ACEITE DE OLIVA EXTRA PROTEGE LA MEMORIA

La infinidad de estudios realizados sobre el aceite de oliva, han constatado los beneficios de este alimento frente al desarrollo de diversas enfermedades.

Hoy nos queremos centrar en los beneficios que supone para la memoria, y así mismo, a las enfermedades relacionadas.

Un último estudio realizado en la Universidad de Temple en Filadelfia (EE.UU.) ha demostrado que protege la memoria y la capacidad de aprendizaje y reduce la formación de placas de beta-amiloide y de ovillos neurofibrilares de proteína tau, esto es, de los marcadores clásicos de la enfermedad de Alzhéimer en el cerebro.

El Aceite de Oliva Virgen Extra reduce la inflamación en el cerebro y activa un proceso denominado autofagia a través del cual las células se descomponen y limpian las toxinas y residuos intracelulares, caso de las placas de beta-amiloide y los ovillos de proteínas tau.

El objetivo del estudio fue evaluar la relación entre el Aceite de Oliva Virgen Extra y la demencia. El estudio fue realizado con ayuda de ratones, que fueron manipulados genéticamente para que presentaran tres de las características típicas del alzhéimer; (memoria dañada, placas de beta-amiloide y ovillos neurofibrilares de proteína tau).

Los animales fueron divididos en dos grupos “dietéticos” Y mientras el primero recibió la típica dieta estándar para roedores de laboratorio, el segundo fue alimentado con la misma dieta ratonil pero enriquecida con Aceite de Oliva Virgen Extra. El aceite de oliva fue introducido en la alimentación cuando los ratones tenían tan solo seis meses de edad, por lo que aún no presentaban síntomas de alzhéimer.

Cumplidos los nueve meses de edad, los ratones fueron sometidos a diversas pruebas cognitivas. Y de acuerdo con los resultados, aquellos que disfrutaron del aceite de oliva extra lograron mejores puntuaciones en las pruebas para evaluar su memoria funcional, memoria espacial y capacidad de aprendizaje. Al cumplir el año, los ratones fueron sometidos a las mismas pruebas, y lo que se vio es que las diferencias en los resultados fueron aún mayores.

Finalmente, los autores analizaron los tejidos cerebrales de todos los animales y de acuerdo con los resultados, aquellos que no fueron alimentados con aceite de oliva virgen extra sufrieron una mayor y significativa pérdida de conexiones cerebrales, por el contrario, los cerebros de los animales en el grupo del aceite de oliva mostraron un incremento espectacular en la activación de la autofagia de las neuronas, proceso en último término, responsable de la reducción de los niveles de placas de beta-amiloide y de ovillos neurofibrilares de proteína tau, además de preservar la integridad de las sinapsis neuronales.